Cuatro Ciénegas: un destino al que llegar desde los hoteles en Monterrey

Los alrededores de Monterrey están constituidos por lugares donde la naturaleza destella con un brillo peculiar, mostrándose de una u otra manera, ya sea en forma de montaña, cascada, río o selva. Sin embargo, en esta ocasión, les hablaremos de Cuatro Ciénegas, donde la estética natural se salva de las formas tradicionales, para aparecer ante sus admiradores como unos curiosos recintos. A continuación, te decimos qué conocer en Cuatro Ciénegas.

La belleza de la que te hablábamos es Poza Azul. Con una belleza inigualable, las aguas cristalinas de este lugar son sólo una contemplación de la magia hecha realidad. La vida vibra más fuerte cuando te acercas un poco para ver esa increíble agua de colores inimaginables. Sin embargo, no está permitido nadar en ellas, para mantener su magnificencia imperturbable. Ahora bien, hay algunas cercanas a donde sí hay acceso.

Saliendo de ahí, una de las mejores opciones es ir a recorrer las diferentes bodegas donde el vino aparece casi por arte de magia. La enología es una de las áreas de especialidad en Coahuila y por ello, es una buena idea tomar un momento para probar los vinos de la zona.

Y por último, para no irnos sin disfrutar de la historia de la región, debemos pasar rápidamente, o un poco más despacio, por el Museo Casa Carranza, lugar donde se dio a luz y se crio al que se convertiría en el héroe revolucionario. Las fotos que se muestran en las paredes forman parte de una importante colección que, sin duda, vale la pena visitar. Saliendo de ahí sólo te faltará probar el rico menudo, o los deliciosos taquitos de barbacoa, para darte por satisfecho en tu visita, y regresar felizmente a tu hogar, luego de este imparable recorrido.

Así que ya sabes, cuando vayas a Monterrey y tengas tiempo, date una escapada a este paraíso para los exploradores.