Préstamos personales para ir en Semana Santa a España

Hay países a los que vale la pena ir a través de un préstamo personal. Por ejemplo, visitar España en Semana santa es una de las mejores formas de invertir en unas vacaciones que terminarás recordando por toda tu vida. Si estás planeando realizar un viaje en una fecha cercana, y has decidido que tu destino sea este país, te doy unas recomendaciones para que la experiencia sea mejor.

No es difícil eso de viajar por España. Al contrario, es algo de lo más sencillo. Hay autobuses, trenes y también aviones. Sin embargo, de todos esos, yo el que más recomendaría sería el avión. No sólo toma poco tiempo, sino que también requieres tan poco presupuesto, que las tarifas de las aerolíneas de bajo costo te parecerán una vil mentira. Sin embargo, no lo son.

Claro, esto también tiene sus trucos. No es que te vayan a cobrar más después, sino que tienes que poner atención con las tarifas del equipaje y de los seguros que contrates, pues si no lo haces, probablemente termines cargando por cosas que no requerías y que no podrás cancelar.

Cuando estés en España y te haya quedado un poco de dinero, te recomiendo que aproveches para conocer el tren de alta velocidad. Puede que sea más caro que los aviones, pero es una gran experiencia que no podrás vivir en nuestro país, sino dentro de mucho tiempo más adelante.

Cuando lleves tu equipaje de mano, debes asegurarte de que no pese más de 10 kilos, pero que tampoco tenga carencias dentro de él. Puede que pienses que es imposible, pero no lo es. Yo lo he hecho y sólo tuve que reutilizar varias veces algunas prendas para que durara lo suficiente y no tuviera que pagar equipaje adicional, que ni siquiera terminaría utilizando.

La mejor forma en que puedes viajar y no pagar mucho por el hospedaje es el couchsurfing. Así como su nombre lo indica, se trata de ir navegando de un sillón a otro. Esto se realiza a través de páginas especializadas, donde podrás ver las opciones disponibles en tu ciudad y las personas que lo ofrecen. Así, si parece tener un buen aspecto, podrás quedarte ahí. Lo mejor de todo es que no tienes que pagar un solo centavo, pero tienes que estar dispuesto a alojar personas, así como esperas que te alojen a ti también.

Las ciudades de España fueron construidas para ser caminadas, pues en aquellos tiempos no existían los mismos sistemas de transporte que utilizamos en la actualidad. Así pues, lo más seguro es que puedas visitar todo lo que quieres conocer sin tener que preocuparte por tomar el metro. Además, así te familiarizarás más con las construcciones y la arquitectura de toda España. Personalmente, pienso que caminar es lo mejor.

Ya casi para terminar, otra forma de ahorrar un poco de dinero es organizar las visitas que harás en museos y otras atracciones de acuerdo a los días de entrada gratuita. Algunos museos de España pueden salir un poco caros si no tienes descuento de estudiante, por lo que te recomendaría agendar para esos días.

Pero para concluir este artículo, hablemos un poco de comida. La opción fácil sería ir a cualquier tienda de comida rápida que encuentras en todo el mundo, como McDonald’s o Burger King. Sin embargo, no te lo recomendaría, pues la comida de España es verdaderamente rica. Por otro lado, si el presupuesto no te alcanza para probarla tal cual, las tapas son una buena forma de probarla de vez en cuando o, si no, los kebabs serán tus mejores amigos en ese viaje.