Unas buenas ideas para encontrar vuelos baratos

Muchas veces tenemos un compromiso en un destino al que sólo podemos llegar en avión. Los vuelos baratos se vuelven una necesidad indispensable y nos pasamos el día pegados a la computadora, en espera de que las aerolíneas decidan poner algún precio que sea más accesible para nuestros desgastados bolsillos. Sin embargo, hay leyendas que dicen que existen formas de encontrar un boleto barato sin tener que estar dependiendo todo el tiempo de nuestra intuición y la suerte. Si quieres creerlo, te recomiendo que le eches una ojeada a lo siguiente.

  1. No dejes tu compra para el último momento. Procrastinar siempre será divertido, pero es recomendable que lo evites cuando de verdad quieras conseguir un vuelo barato. Busca con anticipación algunos boletos, para que puedas empezar a comparar precios. Algunos dicen que lo mejor es reservar en las dos o tres semanas previas a la partida.
  2. El día y la hora más adecuada para la compra de boletos de avión es, según cuentan algunos expertos, el martes a las 3 de la tarde. Dicen que ese día y esa hora son las más adecuadas para encontrar las ofertas más tentadoras en internet.
  3. Los fines de semana siempre tendrán los precios más elevados. Las aerolíneas no son tontas y saben que los que trabajan sólo tienen ese tiempo disponible, por lo que aumentan el precio considerablemente, si se compara con otros días entre semana. Si tienes chance, pide algún día para que no coincida.
  4. No dejes de seguir las newsletters de las aerolíneas o de algunas agencias de viaje, pues de vez en cuando, las utilizan para notificar de ofertas momentáneas, y debes leerlas antes de que se acaben.
  5. Viaja en aeropuertos grandes. Aunque no siempre haya alternativa, debes intentar no caer en los aeropuertos pequeños. Como tienen menos compañías, los precios se elevan y los horarios se reducen. Además, así puedes evitar transbordos innecesarios.
  6. Los buscadores no siempre te darán el resultado más barato. Eso te debe quedar claro. Son una buena herramienta para hacer comparaciones entre precios, pero antes de que decidas comprar uno de los que te muestran, te recomiendo que entres al sitio de la aerolínea que tiene el precio más bajo en el buscador, pues podría tener uno más bajo en ella.
  7. Y, relacionado con lo anterior, la comparación de precios es indispensable cuando estás buscando ofertas. Mientras más busques, mayores posibilidades tienes de encontrar alguno que se adapte a tus necesidades. No te des por vencido antes de empezar.
  8. El destino es lo de menos y, si no tienes una idea fija de lo que quieres conocer, te recomiendo que sólo busques lo más barato que haya. Así podrás conocer un sitio completamente diferente, pero no tendrás que gastar demasiado. Siempre es mejor no tener un destino fijo, si se trata de viajar.
  9. Puede que pienses que los boletos redondos serán más baratos, pues es bastante lógico que así sea. Sin embargo, no te quita mucho tiempo verificar en cuánto salen por separado. Y la mejor parte es que puedes encontrar algo que sería mucho más barato al vuelo redondo. Lo sé, hay teorías bastante curiosas sobre esto de los vuelos.
  10. Verifica en las agencias de viaje en línea. Muchas veces creemos que serán más caros pero, en ocasiones, las agencias compran boletos directamente de la aerolínea a un precio muy accesible. Eso les permite reducir los costos, generando una gran diferencia con lo que pagarías en cualquier otro sitio.

Si los crees, ponlos en práctica y nos cuentas cómo estuvo tu experiencia en la búsqueda de vuelos baratos.